¡Gracias! Su mensaje ha sido enviado correctamente

Cerrar

Audiómetros

+00 00 000 00 00

La audiometría es un examen que cifra las pérdidas auditivas y determina la magnitud de éstas en relación con las vibraciones acústicas. Se lleva a cabo evaluando la capacidad de una persona para escuchar sonidos transmitidos, de dos formas: A través del aire VÍA AÉREA (Se usan unos auriculares o altavoces para presentar los sonidos) o a través de los huesos de la cabeza, VÍA ÓSEA. (Se usa un altavoz especial que transmite vibraciones)

¿Para que sirve un audiómetro clínico?

Un audiómetro es un instrumento que ayuda a conocer la capacidad que tiene una persona para escuchar sonidos. Una prueba con el audiómetro ayudará a determinar qué fase del proceso auditivo dejó de funcionar correctamente para así establecer el tratamiento más indicado.

Permite determinar las variables en cada fase para su posterior estudio, el audiómetro medirá la recepción de sonidos y las diferenciaciones desde donde se emiten, el paso del sonido a través del conducto auditivo, el choque de sonido en el tímpano, la conversión de las vibraciones a impulsos eléctricos nerviosos en la cóclea, la transmisión de esa vibración y la interpretación de las señales neuronales en el cerebro.

Una prueba de audición se debe realizar en algunas etapas marcadas de la vida, como por ejemplo a los recién nacidos, mayores de 65 años y tras alguna enfermedad de riesgo como la otitis o la meningitis; Aunque evidentemente, se hará cuando la persona sospeche que ha perdido capacidad auditiva.

Una audiometría cifra las pérdidas auditivas y determina su magnitud en relación con las vibraciones acústicas. Para realizar el examen se utilizan diferentes tipos de cascos y sonidos modificados en el volumen y el tono para estudiar la conducción aérea y ósea. Estas pruebas duran aproximadamente entre 20 y 30 minutos, aunque este tiempo varía según cada paciente.

Es una prueba completamente segura que no le provoca ni el más mínimo riesgo al paciente y con la cuál se pueden determinar resultados inmediatos que deberán ser analizados por un experto.