¡Gracias! Su mensaje ha sido enviado correctamente

Cerrar

Polígrafos respiratorios

+00 00 000 00 00

La poligrafía respiratoria consiste en realizar la parte de más interés en los trastornos respiratorios, la parte respiratoria. Los equipos pueden ir desde pequeños dispositivos con solo 2-3 canales respiratorios, hasta los más complejos con 8-16 canales cardiorrespiratorios.

Están principalmente indicados para los estudios efectuados en el domicilio del paciente, donde el sueño será más natural, sobre todo en los sujetos con muy baja probabilidad de tener la enfermedad (para confirmar la ausencia del trastorno) y en los casos de muy alta probabilidad (casos con sospecha de muy graves) en cuyo caso se confirma y se pasa a continuación a la evaluar el tratamiento.

¿Para qué sirve un polígrafo respiratorio?

La frecuencia de casos de alteraciones respiratorias presentadas por los pacientes ha hecho que crezca el interés en la investigación para prevenir y tratar dichos desordenes respiratorios.

Para su estudio se hace imprescindible la utilización de aparatología adecuada; que en este caso serían los polígrafos. Estos instrumentos realizan una exploración inofensiva con un aparato que registra los ronquidos, los movimientos toraco-abdominales, el flujo nasal y la saturación sanguínea de oxígeno mientras el paciente está dormido.

Registran de forma continua varios tipos de valores que ayudan a diagnóstico certero para tratar de forma más adecuada las alteraciones respiratorias.

Se utiliza en el domicilio del paciente, con todas las ventajas que esto conlleva, estar en su propia cama, en un ambiente familiar y con su horario habitual, lo que ayuda a relajarse y recolectar unos datos más veraces para tratar los diferentes grados de ronquido y apnea. Al día siguiente, el paciente entrega el aparato a los especialistas para que examinen los resultados recolectados por el mismo.

Una poligrafía respiratoria se debe realizar cuando existe una sospecha clínica de que el paciente sufre del SAHS; cuando hay alteraciones en el control de la respiración asociadas a hipertensión pulmonar, poliglobulia, cefaleas matutinas, disnea de esfuerzo o somnolencia diurna; cuando hay alteraciones en el caja torácica o neuromusculares; pacientes con arritmias cardiacas nocturnas o desproporcionadas del ritmo basal diurno; entre otras…

El estudio de dichas alteraciones trabaja en pro del bienestar del paciente, reduciendo la somnolencia y otorgando una mejor calidad de sueño. Es un método de diagnostico simplificado que logra diagnosticar, de forma similar a la polisomnografía que se hace en el hospital.